Tecnología

al servicio de un ecosistema para una mejor salud

Seguridad de la Información

El registrar, almacenar y gestionar información de alta sensibilidad requiere incorporar altos estándares de seguridad, tanto para el manejo interno de los procesos, como para los software que disponibilizamos para los profesionales de la salud y los pacientes.

 

Big Data, Data Discovery, BI/BA

La acumulación de una gran cantidad de datos estructurados y no estructurados de las atenciones en salud permite tener una gran base de datos útil para la toma de decisiones, lo que promueve el uso de herramientas que permitan el análisis de información, con motivo de la mejora continua de la gestión sanitaria (Business Inteligent, Business Analityc, Data Discovery, etc.).

Movilidad (Multi-plataforma)

Las personas de hoy buscan estar conectados a tiempo completo y de manera sencilla, por lo que el desafío para la tecnología es entregarles herramientas que les permitan acceder a su información en cualquier lugar y en todo momento, volviéndose primordial la adaptabilidad de los sistemas a múltiples plataformas (celulares, tabletas, computadores, etc.).

 

Experiencia de Usuario (UX)

El desarrollo de aplicaciones que tengan un importante aporte de los usuarios que las utilizarán responde a la necesidad de mejorar su experiencia, disminuir la natural resistencia al cambio y entender a través de sus ojos la realidad cotidiana a la que se enfrentarán.

Salud Conectada (Interoperabilidad)

En medio de la Revolución Tecnológica y del nacimiento de diversas soluciones informáticas para la gestión en salud, estas deben estar disponibles para una necesaria interoperabilidad, en función de mejorar continuamente la experiencia de los usuarios y las personas, con el objetivo último de construir una Salud Conectada.

 Ideas innovadoras al servicio de la tecnología

Hoy el desarrollo tecnológico necesita más que nunca de mentes atrevidas, que logren innovar a través de ideas disruptivas y al servicio de las necesidades reales de la sociedad. Para la salud, más aún, necesitamos romper con los paradigmas y tabúes, con el objetivo de mejorar continuamente la atención a las personas.